• Regístrese
  • Login
  • USD

    Seleccionar la moneda :


    USD Dólares estadounidenses‏
    CAD Dólares canadienses‏
    EUR Euros‏
    GBP Libras británicas‏
    KRW Won surcoreano‏
    JPY Yen japonés‏
    CNY Yuan chino‏
    AUD Dólares australianos‏
    IDR Rupias indonesias‏
    NZD Dólares neozelandeses‏
    PHP Peso filipino‏
    SGD Dólares de Singapur‏
    TWD Dólares taiwaneses‏
    HKD Dólares hongkoneses‏
    RUB Rublo ruso‏
    INR Rupias indias‏
    THB Baht tailandés‏
    MYR Ringgit de Malasia‏
    ZAR Rand sudafricano‏
    VND Dong vietnamita‏
    BRL Reales brasileños (R$)‏
    CLP Pesos chilenos‏
    CHF Francos suizos‏‏
    EGP Libra egipcia‏
    COP Peso colombiano‏
    ARS Peso argentino‏
    PLN Zloty polaco‏
  • language Spanish

    Seleccionar la idioma :


    GB English
    KR 한국어
    JP 日本語
    CN 简体中文
    NO Norge
    FR Français

ph Filipinas

Filipinas es un país insular situado en el Sudeste Asiático, sobre el océano Pacífico. Su capital es Manila. Al norte se encuentra separado de la isla de Taiwán por el estrecho de Luzón; al oeste se halla el mar de la China Meridional y Vietnam; al suroeste, la isla de Borneo, al sur el mar de Célebes lo separa de otras islas de Indonesia y al este limita con el mar de Filipinas. Su ubicación en el cinturón de fuego del Pacífico y su clima tropical lo convierten en un lugar propenso a terremotos y tifones. El país es rico en recursos naturales y se encuentra en una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo. El archipiélago está formado por 7107 islas, que se clasifican geográficamente en tres grupos: la isla de Luzón, el grupo de las Bisayas y la isla deMindanao.

En tiempos prehistóricos, los negritos fueron algunos de los primeros habitantes del archipiélago, seguidos por oleadas sucesivas de pueblos austronesios que trajeron consigo tradiciones y costumbres de Malasia, India y el mundo islámico, mientras que el comercio introdujo algunos aspectos culturales chinos.

El legado de los distintos periodos históricos se refleja en la actual cultura del país, que es una combinación de lo indígena prehispánico con elementos chinos y la cultura hispánica, debido a tres siglos de presencia española. Esta cultura mestiza está presente en la gastronomía, en la música, los bailes y el arte filipino. El carácter hispánico es más evidente en su religión católica, en su legado arquitectónico, en especial las iglesias y casas de estilo colonial y en muchos topónimos del país, y en nombres y apellidos. Finalmente, la herencia de los Estados Unidos perdura en el idioma inglés y en una mayor afinidad con la cultura popular.

La cultura filipina es una combinación de la cultura oriental y occidental. Filipinas presenta aspectos encontrados en otros países asiáticos con un patrimonio malayo; sin embargo, su cultura también muestra una gran cantidad de influencias españolas y estadounidenses. Así, son comunes las fiestas tradicionales conocidas como barrio fiestas para conmemorar el día de fiesta de un santo, al mismo tiempo que se celebran festivales como el de Moriones y el de Sinulog. Estas celebraciones comunitarias se acompañan de banquetes, música y baile. Algunas tradiciones, sin embargo, están cambiando poco a poco o están siendo olvidadas debido a la modernización.

Uno de los legados hispanos más visibles es la prevalencia de nombres y apellidos de origen español entre los filipinos. Sin embargo, el nombre no necesariamente denota ascendencia española. Esta peculiaridad, única entre los pueblos de Asia, llegó como resultado de un decreto colonial, el Edicto de Clavería, para la distribución sistemática de nombres de familia y la aplicación del sistema de nombres español. Los nombres de muchas calles, ciudades y provincias también están en español, además de que todas las lenguas habladas en Filipinas tienen cientos de préstamos hispanos.

El uso común de la lengua inglesa es un ejemplo del impacto estadounidense en la sociedad filipina. Ha contribuido a la plena aceptación e influencia de las tendencias de la cultura popular estadounidense. Esta afinidad se manifiesta en el gusto de los filipinos por la comida rápida, el cine y la música de Estados Unidos. Los puntos de venta de comida rápida se encuentran en las esquinas de las calles más importantes. Aunque las principales cadenas internacionales de comida rápida han entrado en el mercado, las cadenas locales de comida rápida como Goldilocks y más notablemente Jollibee, la principal cadena de comida rápida en el país, han surgido y compiten con éxito contra sus rivales extranjeras.

La infraestructura del transporte es relativamente subdesarrollada. En parte se debe al terreno montañoso y a la geografía dispersa de las islas, pero también es el resultado de la poca inversión del gobierno. Existen muchas formas de desplazarse, especialmente en las zonas urbanas. Los autobuses, jeepneys, taxis y los vehículos motorizados de tres ruedas están disponibles en las principales ciudades.

Gracias a sus condiciones geográficas y a la biodiversidad existente en el archipiélago, Filipinas cuenta con múltiples parques naturales que sirven como su principal atractivo turístico. La industria del turismo comenzó a desarrollarse desde la década de 1970. Sin embargo, debido a los conflictos existentes en el país, no fue sino hasta finales del siguiente decenio el turismo que comenzó a formar parte importante del desarrollo económico local.

Entre los principales destinos turísticos se encuentran: Manila, principalmente la parte antigua de la ciudad; Boracay, nombrada la mejor isla del mundo por la revista Travel + Leisure, la Isla de Corón, famosa por los naufragios japoneses de la Segunda Guerra Mundial y el buceo; el río subterráneo de Puerto Princesa, declarado como una de las siete maravillas de la naturaleza; las terrazas de arroz de las Cordilleras Filipinas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; Vigan, otro sitio Patrimonio de la Humanidad caracterizado por su arquitectura colonial; los festivales de las ciudades de Cebú y Davao, entre muchos otros.

Filipinas tiene un clima tropical marítimo que suele ser cálido y húmedo. Se distinguen tres estaciones: tag-init o tag-araw, la estación cálida seca desde marzo a mayo; tag-ulan, la temporada de lluvias de junio a noviembre; y tag-lamig, la estación templada seca de diciembre a febrero. El monzón del suroeste —de mayo a octubre— es conocido como el Habagat y los vientos secos del monzón del noreste —de noviembre a abril—, como el Amihan. Las temperaturas oscilan normalmente entre 21 °C a 32 °C, aunque pueden ser más frías o cálidas dependiendo de la estación; el mes más templado es enero y el más cálido es mayo.

La temperatura media anual es de alrededor de 26,6 °C. Al examinar las temperaturas, la ubicación en términos de latitud y longitud no es un factor importante. Ya sea en el extremo norte, sur, al este o al oeste del país, las temperaturas a nivel del mar tienden a estar en el mismo rango. Generalmente, es la altitud la que tiene más impacto. La temperatura media anual de Baguio, localizada a una altura de 1500 msnm, es de 18,3 °C, lo que la convierte en un destino popular durante los veranos calurosos.

Al estar ubicadas en una zona de ciclones tropicales, la mayoría de las islas experimenta lluvias torrenciales y tormentas eléctricas desde julio a octubre, debido a que en promedio unos diecinueve ciclones entran en el territorio filipino, y entre ocho o nueve de ellos tocan tierra en el archipiélago. La precipitación anual media es de hasta 5000 mm en la sección montañosa de la costa este, pero menos de 1000 mm en algunos de los valles bajos. El ciclón tropical más lluvioso que impactó el país fue el tifón de julio de 1911, que descargó más de 1168 mm de lluvia en solo 24 horas en la ciudad de Baguio. Desde entonces, en tagalo se utiliza el término bagyo para referirse a un ciclón tropical.

Educación

education

En 2008, la Oficina Nacional de Estadísticas reportó una tasa de alfabetización simple de 93,4 % y una tasa de alfabetización funcional de 86,4 %. Los valores son similares para hombres y mujeres. El gasto en educación es de alrededor del 2,5 % del PIB. De acuerdo con el departamento de educación (DepEd), en 2010 había 44 846 escuelas primarias y 10 384 secundarias registradas, mientras que la Comisión de Educación Superior (CHED) enlistó 1741 instituciones de educación superior, 203 de las cuales eran públicas y 1538 privadas. Las clases comienzan en junio y terminan en marzo, pero en la mayoría de las universidades se sigue un calendario semestral, desde junio a octubre y de noviembre a marzo. Además de las anteriores, hay varias escuelas extranjeras con sus propios planes de estudio. La Ley de la República Nº 9155 brinda el marco legal para la educación básica en Filipinas, y define la educación primaria y secundaria como obligatorias y gratuitas.

Varias agencias del gobierno están involucradas en la educación. El Departamento de Educación abarca la educación primaria, secundaria e informal; la Autoridad de Educación Técnica y el Desarrollo de Habilidades (TESDA) administra la formación postsecundaria y el nivel medio de educación; y la Comisión de Educación Superior (CHED) supervisa las universidades y programas académicos de posgrado, además de regular las normas para la impartición de la educación superior. En 2004 se incorporaron las madrazas en 16 regiones de todo el país, principalmente en las áreas musulmanas en Mindanao, bajo los auspicios y el programa del Departamento de Educación. Las universidades públicas son entidades no sectoriales y se clasifican como Colegios y Universidades Estatales (CUE) y Colegios y Universidades Locales (CUL). Los CUE son financiados por el Gobierno Nacional, según lo determinado por el Congreso. La Universidad de Filipinas es la universidad nacional y la más grande e importante de Filipinas.

Cocina

food

La gastronomía filipina ha evolucionado durante varios siglos desde su origen malayo-polinesio para convertirse en una cocina mixta con muchas influencias hispanas, chinas, estadounidenses y de otras naciones asiáticas, que se han adaptado a los ingredientes y paladares locales para crear platos claramente filipinos. La gama de platillos van desde los simples, como una comida de pescado frito con sal y arroz, a los muy elaborados, como los cocidos y paellas elaborados para las fiestas. Los platos más populares incluyen el lechón, adobo,sinigang, kare kare, tapa, pata crujiente, pancit, lumpia y halo-halo. Algunos ingredientes locales comúnmente utilizados en la cocina son las calamondinas, los cocos, la saba, los mangos, el chano y varios peces. El gusto de los filipinos tiende a favorecer los sabores fuertes, pero sus platillos no son tan picantes como los de sus vecinos.

A diferencia de muchos países asiáticos, los filipinos no comen con palillos, sino que utilizan cubiertos occidentales. Sin embargo, posiblemente debido a que el caldo de arroz sea el principal alimento básico y la popularidad de un gran número de guisos y platos que se elaboran con arroz, la pareja principal de utensilios en la mesa filipina es la cuchara y el tenedor, y no el cuchillo y el tenedor. La forma tradicional de comer con las manos, conocida como kamayan, es vista más a menudo en áreas poco urbanizadas.

Idioma

language

Ethnologue enlista 175 idiomas diferentes en Filipinas, 171 de los cuales son lenguas vivas, mientras que cuatro ya no tienen ningún hablante conocido. Todos forman parte del grupo Borneo-Filipinas de las lenguas malayo-polinesias, que es en sí una rama de la familia de las lenguas austronesias.

Según la Constitución de Filipinas de 1987, el filipino y el inglés son los idiomas oficiales. El filipino es una versión estándar de facto del tagalo, hablado en la Gran Manila y otras regiones urbanas. El filipino y el inglés se utilizan en el gobierno, la educación, los medios de comunicación, las imprentas y en los negocios. La Constitución designa a las lenguas regionales, tales como el bicolano, cebuano, ilocano, hiligainón, pampango,pangasinense, tagalo y samareño, como idiomas oficiales auxiliares. Además estipula que el español y el árabe deben promoverse de manera voluntaria y opcional. También existen otros dialectos que tienen relevancia y validez regional.

En Filipinas se hablan más de 170 lenguas, casi todas del grupo filipino dentro de la familia austronesia. Solamente dos de ellas, el filipino o tagalo(una variante de facto del tagalo) y el inglés son oficiales en todo el país.

Además del tagalo, que es el idioma de la capital, Manila, y de la isla de Luzón, coexisten más de 170 lenguas autóctonas de origen malayo-polinesio. Las más importantes por número de hablantes en el país son:

• Tagalo o filipino: 22.000.000 principalmente en Luzón;

• Cebuano: 20.000.000 principalmente en las Bisayas Centrales y Mindanao;

• Ilocano: 7.700.000 en Luzón y otras islas;

• Hiligaynon o ilongo: 7.000.000 en las Bisayas Occidentales; Se le considera una variante dialectal del cebuano.

• Bicolano: 3.700.000 principalmente en Bicolandia;

• Samareño: 3.100.000 principalmente en Sámar.

Se hablan otras lenguas minoritarias por influencia de comunidades de inmigrantes y motivaciones históricas, como español, chabacano (mezcla de español con lenguas autóctonas de Filipinas), chino, árabe, japonés, malayo, coreano y algunas lenguas indostánicas.