• Regístrese
  • Login
  • USD

    Seleccionar la moneda :


    USD Dólares estadounidenses‏
    CAD Dólares canadienses‏
    EUR Euros‏
    GBP Libras británicas‏
    KRW Won surcoreano‏
    JPY Yen japonés‏
    CNY Yuan chino‏
    AUD Dólares australianos‏
    IDR Rupias indonesias‏
    NZD Dólares neozelandeses‏
    PHP Peso filipino‏
    SGD Dólares de Singapur‏
    TWD Dólares taiwaneses‏
    HKD Dólares hongkoneses‏
    RUB Rublo ruso‏
    INR Rupias indias‏
    THB Baht tailandés‏
    MYR Ringgit de Malasia‏
    ZAR Rand sudafricano‏
    VND Dong vietnamita‏
    BRL Reales brasileños (R$)‏
    CLP Pesos chilenos‏
    CHF Francos suizos‏‏
    EGP Libra egipcia‏
    COP Peso colombiano‏
    ARS Peso argentino‏
    PLN Zloty polaco‏
  • language Spanish

    Seleccionar la idioma :


    GB English
    KR 한국어
    JP 日本語
    CN 简体中文
    NO Norge
    FR Français

ch Suiza

Suiza , es un país sin salida al mar ubicado en la Europa central y que cuenta con una población de 8 139 600 habitantes (2013).7 Suiza es una república federal de 26 estados, llamados cantones. Berna es la sede de las autoridades federales, mientras que los centros financieros del país se encuentran en las ciudades de Zúrich, Basilea, Ginebra y Lugano.8 Suiza es uno de los países más ricos del mundo según su PIB per cápita (cuarto lugar a nivel mundial), que asciende a 83 718 dólares estadounidenses (2011).

Limita al norte con Alemania, al oeste con Francia, al sur con Italia y al este con Austria y Liechtenstein. Diplomáticamente se caracteriza por su política de relaciones exteriores neutral, sin haber participado activamente en ningún conflicto internacional desde 1815. Suiza es la sede de varias organizaciones internacionales, entre ellas la Organización Mundial del Movimiento Scout, la Cruz Roja, la Organización Mundial del Comercio, la Unión Postal Universal y una de las dos oficinas de la ONU en Europa, además de ser sede de la FIFA, máximo organismo del fútbol a nivel mundial, y de la UEFA, mayor ente del fútbol europeo; también es sede del COI, máximo organismo encargado de la realización de los juegos olímpicos y de la FIDE, máximo organismo del ajedrez a nivel mundial.

Suiza es una nación multilingüe y cuenta con cuatro idiomas oficiales: alemán, francés, italiano y romanche. Actualmente, se percibe como uno de los países más desarrollados del mundo. Por su política de neutralidad, el país alberga gran cantidad de inmigrantes provenientes de naciones de varios continentes, por lo que es considerado como uno de los países europeos con mayor diversidad cultural. Finalmente, es reconocida internacionalmente por su turismo de montaña y por sus relojes, chocolates, navajas, bancos, ferrocarriles y quesos.

La cultura de Suiza está influida por los países vecinos, pero a través de los años se ha desarrollado una cultura distinta e independiente con algunas diferencias regionales. En particular, las regiones francófonas se orientaron más hacia la cultura francesa. En general, los suizos son conocidos por su larga tradición humanitaria, ya que Suiza fue el lugar de nacimiento del movimiento de la Cruz Roja y alberga al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. De forma similar, en la Suiza alemana están más orientados hacia la cultura alemana, aunque los hablantes del suizo alemán se identifican estrictamente como suizos debido a la diferencia entre el alto alemán y los dialectos del alemán suizo. En la Suiza italiana se percibe mayormente la cultura italiana. En resumen, una región tiene una conexión cultural más estrecha con el país vecino que comparte su idioma. La lingüísticamente aislada cultura romanche en las montañas del este de Suiza se esfuerza por mantener viva sus tradiciones no sólo lingüísticas.

Muchas zonas montañosas están altamente conectadas con las culturas deportivas del esquí en invierno y del senderismo en verano. A lo largo del año, algunas zonas tienen una cultura de ocio para atraer el turismo, aún en primavera y verano, a las estaciones más tranquilas, cuando hay menos visitantes y mayor presencia suiza. Una tradicional cultura de granjas y cultivos también predomina en algunas zonas y las pequeñas granjas continúan omnipresentes en las afueras de las ciudades.

El clima es por lo general templado, pero puede variar mucho de localidad a localidad, de las condiciones glaciares en la cima de las montañas a un clima casi mediterráneo en el sur del país. Los veranos suelen ser cálidos y húmedos con lluvias periódicas que ayudan al desarrollo de la agricultura en la región. Los inviernos en las montañas alternan días de sol y nieve, mientras las tierras más bajas tienden a tener días nublados y neblinosos. Un fenómeno climatológico llamado Efecto Föhn puede ocurrir en cualquier época del año, incluso en invierno, y se caracteriza por el paso del aire cálido del Mediterráneo por los Alpes desde Italia. Las zonas con menos precipitaciones son los valles del sur en el Valais, donde se cultiva el valioso azafrán y viñedos para la producción de vinos. Los Grisones también tienden a ser más secos y ligeramente más fríos, aunque a veces reciben numerosas nevadas en invierno. Las condiciones más húmedas del país persisten en las alturas de los Alpes y en el cantón del Tesino, donde las lluvias y nevadas son abundantes. La zona este tiende a ser más fría que la zona oeste del país, además de que las precipitaciones suelen ser escasas a lo largo del año, con variaciones menores entre el paso de las estaciones. El otoño suele ser la estación más seca del país, aunque los patrones del clima en Suiza pueden variar mucho de un año a otro, haciendo que sea muy difícil predecirlo.

Educación

education

La educación en Suiza es muy diversa debido a que la constitución del país delega la autoridad del sistema escolar a cada cantón. Existen escuelas públicas y privadas, incluyendo muchos colegios de renombre internacional. La edad mínima para ingresar en la escuela primaria es de seis años en todos los cantones. La escuela primaria consta de cuatro o seis grados, dependiendo de la escuela. Tradicionalmente, la primera lengua extranjera que se enseñaba en las primarias era alguno de los otros idiomas oficíales, aunque en el año 2000 en algunos cantones se empezaron a dar cursos de inglés. Al final de la escuela primaria (o al comienzo de la escuela secundaria), los alumnos están separados en varios grupos (a menudo tres) de acuerdo a sus capacidades intelectuales. Los que aprenden más rápido son inscritos en clases avanzadas para ser preparados para el examen matura o bachillerato y para estudios más específicos, mientras que los escolares que asimilan los conocimientos un poco más lentamente reciben una educación más adecuada a sus necesidades.

Existen 12 universidades en Suiza, diez de ellas son administradas a nivel cantonal y suelen ofrecer carreras no técnicas. La primera universidad del país fue fundada en 1460 en Basilea (con una facultad de Medicina), y tiene fama de ser uno de los mejores centros de investigación química y médica en Suiza. La mayor universidad del país es la Universidad de Zúrich con cerca de 25 000 estudiantes. Los dos institutos administrados por el gobierno federal, la ETH en Zúrich (fundada en 1855) y la EPFL en Lausana (fundada en 1969, anteriormente asociada a la Universidad de Lausana), gozan de una excelente reputación internacional. En 2008, la ETH Zúrich figuraba entre los mejores quince institutos del campo Ciencias Naturales y Matemáticassegún una lista publicada por la Universidad de Shanghái Jiao Tong, mientras la EPFL se encontraba en el puesto 18.º de la categoría Ingeniería/Tecnología y ciencias computacionales. Además, existen varias universidades de ciencias aplicadas. Suiza tiene el segundo mayor índice de estudiantes extranjeros en educación terciaria, sólo por detrás de Australia.

Cocina

food

La gastronomía de Suiza es multifacética. Mientras algunos platos como la fondue, la raclette o el rösti están presentes en todas las cocinas del país, cada región desarrolló su propia gastronomía, coincidiendo cada zona gastronómica con las distintas zonas lingüísticas. La cocina tradicional suiza usa ingredientes parecidos a los de otros países europeos, entre otros productos lácteos y quesos como el gruyer o el emmental, producido en valles de Gruyère y de Emmental, de donde toman sus nombres.

El chocolate se ha fabricado en Suiza desde el siglo XVIII, pero ganó su reputación a finales del siglo XIX con la invención de técnicas más modernas, como el conchado y el templado, que ayudaron a mejorar la calidad de los productos. Además, otro de los grandes adelantos suizos en esta industria fue la invención del chocolate con leche en 1875 por Daniel Peter. por ello una de las tartas típicas suizas es la Tre Choklad (Tarta de tres chocolates).

El vino, principalmente blanco, se produce sobre todo en Valais, Vaud, Ginebra y Tesino. Los viñedos han existido en la zona desde la época de los romanos, e incluso se hallaron vestigios que podrían datar de fechas anteriores. Las variedades más producidas son el Chasselas (llamado "Fendant" en Valais) y el Pinot Noir. El Merlot es la principal variedad producida en Tesino.

En algunas zonas rurales como St. Gallen o Appenzell aún mantienen la tradición de consumir carne de perro.

Idioma

language

Suiza se encuentra en el cruce de algunas de las grandes culturas europeas, las cuales han influenciado fuertemente el idioma y la cultura del país. Suiza tiene cuatro idiomas oficiales: el alemán (63,7 % de la población total lo habla, junto con extranjeros residentes en el país; 72,5 % de los residentes con la ciudadanía suiza en 2000) en el norte, este y centro del país; el francés (20,4 %; 21,0 %) en el oeste; y el italiano (6,5 %; 4,3 %) en el sur. El romanche, una lengua romance que es hablada localmente por una minoría (0,5 %; 0,6 %) en el sureste, en el cantón de Grisones, es designado por la constitución federal como un idioma nacional junto con el alemán, el francés y el italiano (artículo 4 de la constitución), y como un idioma oficial si las autoridades desean comunicarse con personas que hablan este idioma (artículo 70), pero las leyes federales y otros documentos oficiales no deben ser escritas obligatoriamente en este idioma. El gobierno federal debe de comunicarse en los idiomas oficiales, y en el parlamento federal se da una interpretación simultánea en alemán, francés e italiano.

El alemán hablado en Suiza es predominantemente un grupo de dialectos del alemán conocidos como alemán suizo, aunque en las escuelas y medios escritos se usa el alemán estándar. La mayoría de las transmisiones en radio y televisión se dan en alemán suizo. De forma similar, existen dialectos del franco-provenzal que son hablados en algunas comunidades rurales de la parte francófona, conocida como Romandía, entre los que se encuentran el vaudois, el gruérien, el jurassien, el empro, el fribourgeois y el neuchatelois. Finalmente, en la parte italiana del país se habla el tesinés (un dialecto lombardo). Además, los tres idiomas oficiales cuentan con algunos términos que no son entendidos fuera de Suiza, por ejemplo, palabras extraídas de otro idioma (en alemán utilizan la palabra billette que proviene del francés), o de palabras parecidas en otro idioma (en italiano se usa el término azione no para acción, sino como descontar o rebajar, que proviene del alemán Aktion). Aprender otro de los idiomas nacionales es obligatorio para todos los escolares suizos, por lo que se supone que la mayoría de los suizos son bilingües.